¿Se puede tomar la temperatura a trabajadores y clientes?

AEPD, Datos, LOPD, LOPDGDD, RGPD, Seguridad

Después de varias semanas confinados, muchos comercios y oficinas podrán ir abriendo al público durante las próximas semanas. Esta apertura conllevará la toma de varias medidas de precaución, entre las que la empresa se podrá plantear la toma de temperatura de trabajadores, proveedores e incluso clientes.

La toma de temperatura puede interferir en los derechos de los afectados, ya que es un dato relativo a la salud de las personas, y además porque a partir de ese dato se puede asumir que la persona esté afectado por el Covid-19. Por ello, es muy importante contar con una base que legitime este tratamiento.

Vamos a tratar de resolver las dudas que pueden surgir respecto a la toma de temperatura, basándonos en la información proporcionada por la Agencia Española de Protección de Datos.

¿Puedo tomar la temperatura a mis trabajadores?

Según la AEPD, el empresario o empleador “podrá tomar la temperatura a los trabajadores, como medida relacionada con la vigilancia de su salud en materia de Prevención de Riesgos Laborales”. Sin embargo, para ello habrá que atender a una serie de requisitos:

  • Legitimación
    • Se descarta la opción de basar la toma de temperatura en el consentimiento del interesado, ya que en ningún caso podría tratarse de un consentimiento libre, por lo que sería nulo.
    • La recogida de temperatura se podrá basar según la AEPD en la obligación de los empleadores de garantizar a seguridad y salud de las personas trabajadoras a su servicio en los aspectos relacionados con el trabajo. No obstante, para ello hace falta que la autoridad sanitaria competente determine su necesidad y adecuación. A día de hoy, el Ministerio de Sanidad no ha determinado que la toma de temperatura sea un método necesario y eficaz para determinar que una persona pueda estar afectado por Covid-19. Por tanto, será responsabilidad de cada empresa, a través de su servicio de Prevención de Riesgos Laborales los encargados de determinar la necesidad y adecuación de la toma de la temperatura de los trabajadores.
  • Requisitos
En todo caso, en caso de adoptar esta medida de control se deberá contar con unas garantías adecuadas y cumplir con los principio generales del RGPD:
  • Principio de limitación de la finalidad: los datos recogidos (la temperatura) se podrá utilizar únicamente para la finalidad que corresponde, detectar posibles personas contagiadas, y evitar su acceso para con ello evitar posibles contagios.

  • Minimización de tratamiento: solo se deben recoger aquellos datos que sean necesario para preservar la salud de los trabajadores, es decir la temperatura. Como norma general, no será necesario almacenar este dato.

  • Principio de exactitud: Los equipos de medición deben ser en todo caso homologados y revisados por personal cualificado para asegurar la exactitud de los datos. La toma de temperatura deberá realizarse por personal sanitario cualificado.

  • Principio de plazo de conservación: siempre debe establecerse un plazo para la conservación de los datos. En este caso, como norma general, no existe una justificación por la cual deban quedar registrados los datos de la recogida de la temperatura. Sin embargo, en caso de poder justificar su registro, en todo caso se deberá establecer un plazo para su eliminación de manera segura.

  • Personal cualificado: tal como recoge la AEPD en su comunicado “para permitir que las personas en que se detecte una temperatura superior a la normal puedan reaccionar ante la decisión de impedirles el acceso a un recinto determinado (por ejemplo, justificando que su temperatura elevada obedece a otras razones). Para ello, el personal deberá estar cualificado para poder valorar esas razones adicionales o debe establecerse un procedimiento para que la reclamación pueda dirigirse a una persona que pueda atenderla y, en su caso, permitir el acceso”.

  • Deber de informar: debemos cumplir con el principio de transparencia, por lo que deberemos transmitir por escrito a nuestros trabajadores sobre las medidas a implantar para la lucha contra el Covid-19, lo cual podremos hacer mediante una circular y utilizando un cartel infromativo.

¿Puedo tomar la temperatura a mis clientes?

Como norma general no es recomendable. Solo se podrá realizar en determinados sectores en los que la autoridad sanitaria lo recomiende. La AEPD entiende que estas medidas deben aplicarse solo atendiendo a los criterios definidos por las autoridades sanitarias, tanto en lo relativo a su utilidad como a su proporcionalidad”.

Asimismo, será la autoridad sanitaria la que deba establecer los criterios de adecuación, indicando, entre otras cosas, a partir de qué temperatura se podrá considerar que una persona puede estar contagiada por COVID-19.

Por ahora, la autoridad sanitaria no ha recomendado en términos generales la toma de temperatura. Por ejemplo, en la SND/399/2020, no se recoge como medida a adoptar por establecimientos, locales comerciales, establecimientos de hostelería, centros educativos, universitarios y culturales, para la prevención de riesgos.

Lo que sí ha aclarado la autoridad sanitaria es que la toma de temperatura solo debe ser una medida complementaria a las medidas de prevención implantadas por el responsable. La evidencia que hasta ahora se ha recogido, demuestra que la temperatura no es signo inequívoco de un posible contagio, ya que se puede dar como causa de otra enfermedad o infección, o por otro lado, existen muchas personas que aun estando contagiadas no presentan temperatura elevada o son asintomáticas.

En todo caso, se deberá cumplir con una serie de requisitos:

  • efectuar una evaluación de impacto en protección de datos para valorar la viabilidad del tratamiento, así como las garantías a emplear.

  • Utilizar medios que aseguren la confidencialidad de los datos: utilizar herramientas que no registren los datos (la temperatura), y en caso de obtenerla anonimizar siempre los datos.

  • Informar a los posibles afectados mediante un cartel informativo, en el que se indique en todo caso dónde deben dirigirse en caso de haber visto mermado su derecho de acceso

¿Se puede realizar un cuestionario para detectar posibles contagios?

La propia AEPD recoge que se podrán realizar cuestionarios, ya que es obligación de los empleadores proteger la salud de las personas trabajadoras y mantener el lugar de trabajo libre de riesgos sanitarios, por lo que estaría justificada la solicitud de información a los empleados y visitantes externos sobre síntomas o factores de riesgo sin necesidad de pedir su consentimiento explícito (RGPD y Ley de Prevención de Riesgos Laborales).
La información a solicitar debería responder al principio de proporcionalidad y limitarse exclusivamente a preguntar por visitas a países de alta prevalencia del virus y en el marco temporal de incubación de la enfermedad, las últimas 2 semanas, o si se tiene alguno de los síntomas de la enfermedad. Resultaría contrario al principio de minimización de datos la utilización de cuestionarios de salud extensos y detallados, o que incluyan preguntas no relacionadas con la enfermedad.


Si tiene alguna duda o consulta no dude en contactar con nosotros

Consúltanos

También puede llamarnos al 922 096 398
Menú
0