El fraude online a las empresas

Sin categoría

Actualmente las empresas tienden a digitalizar cada vez más sus tareas cotidianas. Debido a esta digitalización el fraude ha dado el salto al mundo online, adaptándose y evolucionando al nuevo contexto tecnológico.

De hecho, el fraude es uno de los principales factores de preocupación para las empresas a la hora de realizar compras online o de llevar a cabo sus transacciones y negocios.

¿Cuáles son los fraudes más comunes a los que se enfrenta una empresas? ¿Cómo se producen? A continuación os detallamos los que se dan con mayor frecuencia:
Spear phising: Correo electrónico que aparenta ser de una persona o empresa conocida.

Objetivo: Solicitan información financiera, números de tarjeta de crédito, cuentas bancarias y contraseñas.

¿Cómo?: A través del correo electrónico.

Finalidad: Llevar a cabo un robo o también puede ser un paso intermedio para realizar un ataque mas complejo.

Ransomware: Programa informático que restringe el acceso a determinadas carpetas o archivos. 

Objetivo: Bloquear el equipo o cifrar la información contenida en él.

¿Cómo?: A través de un enlace o un archivo adjunto.

Finalidad: Extorsionar a la empresa para la devolución de la información a cambio de un rescate económico.

Fraudes financieros: Préstamos a un tipo de interés muy bajo para refinanciar su negocio.

Objetivo: Solicitar un adelanto en concepto de gastos de gestión o tasas para la concesión de un préstamo.

¿Cómo?: A través del correo electrónico o página web.

Finalidad: Tras el pago de los gastos de gestión del crédito, la empresa no recibe nunca el préstamo.

Ataque dirigido a una transacción: Interceptar las comunicaciones entre dos empresas y estudiar sus costumbres.

Objetivo: El atacante cambia la cuenta donde se ha de realizar el pago haciéndose pasar por el proveedor.

¿Cómo?: A través del correo electrónico.

Finalidad: Conseguir que el usuario realice la transacción final en una cuenta suya.

Consejos 

  • Ser precavidos antes de contestar solicitudes de información sensible (datos bancarios, contraseñas) por correo electrónico
  • Tener cuidado al abrir archivos recibidos por correo electrónico si el origen es desconocido. 
  • No adelantar dinero a la hora de solicitar un préstamo.
  • No acceder al cambio de cuenta de destino de una transacción sin haber confirmado al 100% que es legítima.

Si tiene alguna duda o consulta no dude en contactar con nosotros

Consúltanos

También puede llamarnos al 922 096 398
Menú
0